SERVICIO CON UNA SONRISA

Servicio con una sonrisa

Una elocuente caricatura que vi el otro día representa quizás uno de los aspectos fundamentales en cuanto respecta al servicio al cliente: la escena acontece en una estación de gasolina, encima de cuyos dispensadores hay un gran aviso que dice: “SERVICIO CON UNA SONRISA”.
El dependiente le dice al conductor, que parece apurado y con cara de pocos amigos: “Escuche, yo no hago las reglas, solo trabajo aquí y hasta que usted no sonría no puedo atenderlo”(!)

Por supuesto, se trata de una broma, pero es una lección que nos deja varias enseñanzas, pues todavía hay quienes piensan que si alguien necesita sus productos o servicios, simplemente acudirá a comprarlos sin más. Nada más lejos de la realidad, porque el competitivo mundo de hoy exige una cuidadosa implementación de estrategias que contribuyan a lograr la lealtad de cliente para que, una vez satisfecho, continúe adquiriendo nuestros productos o servicios y también se convierta en factor que difunda nuestra reputación en su entorno.

Desde luego, esto también incluye los negocios por Internet y aunque literalmente este medio impide mostrar la sonrisa como quisiéramos, -cosa que tampoco se lograría usando la popular carita feliz- la idea consiste en brindar a nuestros clientes un buen servicio desde el comienzo. Es decir, proporcionando un producto o servicio de la mejor calidad posible, a un precio accesible, agradeciendo cada compra, absolviendo dudas, inquietudes, quejas y reclamos y acogiendo, siempre que sea posible, sugerencias y comentarios.

Como dice el adagio chino -ese antiguo pueblo que lo inventó todo- “Quien no sea capaz de sonreír, mejor no abra tienda”.

Comentarios
    • Sixto Gómez

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Powered by WishList Member - Membership Software