EL PODER DE LA VISUALIZACION

 

En agosto de 1963, el insigne Martin Luther King, pronunció un histórico discurso frente al monumento a Lincoln, en Washington, DC. Es una pieza magistral conocida popularmente como “Tengo un sueño”. En el fondo, su autor quiso reflejar la visualización de un país  mucho más justo y democrático, particularmente en lo relacionado con los derechos civiles. Y aunque se han alcanzado grandes logros en este sentido, su lucha sigue vigente.

Otro caso que recuerdo, es el del propietario de un negocio para el que trabajaba en mi juventud. El anhelaba llegar a tener veinte vendedores trabajando para su empresa y fui testigo de sus logros, pocos años después, cuando las ventas se incrementaron de forma sustancial con la implementación de un nuevo sistema y, por supuesto de la mencionada cantidad de vendedores. Con el paso del tiempo, la tendencia fue ascendente al punto de convertir a nuestro empresario en un millonario importante.

La visualización como tal, es una extraordinaria herramienta que todos tenemos para ayudarnos a progresar. La clave está en conocer sus características y funcionamiento. La visualización como tal es una técnica que implica el uso de nuestra imaginación para hacer realidad nuestros sueños.

Una famosa frase advierte “cuidado con lo que ambicionas por que eso lograreis”. Desde luego, tiene mucho que ver con nuestros pensamientos. Cuando somos negativos, inseguros y nerviosos, tendemos a atraer precisamente las experiencias, personas o situaciones que tratamos de evitar. Por el contrario, si nuestra actitud es constantemente positiva, esperando y anticipando satisfacciones y felicidad, atraemos y creamos personas, situaciones y eventos que armonizan con nuestras expectativas positivas.

Sin embargo, este es un proceso que puede tomar cierto tiempo ya que no ocurre de un momento a otro. Involucra descubrimiento, exploración y el cambio de nuestras actitudes básicas y más profundas acerca de nuestra existencia. Aprender a utilizar debidamente esta valiosa herramienta puede convertirse en un proceso de crecimiento profundo y significativo.

Es muy probable que durante el proceso topemos frecuentemente con las actitudes que nos hemos estado reprimiendo, bloqueándonos casi deliberadamente para no alcanzar las satisfacciones y alegrías que la vida nos ofrece.

Una buena manera de comenzar es practicarla para fijarse metas especificas a corto plazo. Al acostumbrarnos a utilizarla y ganar confianza en sus resultados, se convierte gradualmente  en parte integral de nuestra forma de pensar y actuar.

Es de gran ayuda también, apoyarnos en una “Cartelera de Sueños” para ayudarnos en el proceso, si, por ejemplo, anhelamos conseguir un bien material en particular, la foto del carro anhelado, la casa de nuestros sueños, la pareja ideal, el ingreso deseado, etc.

Así pues, combinando estas ayudas podremos obtener mejores resultados comenzando hoy mismo. Adelante!

 

Comentarios
  1. caridad
  2. Carlos augusto tobon

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WishList Member - Membership Software